Mexico’s Craziest City

May 06, 2023 1.5M Views 2.6K Comments

The greater Mexico City metro area is a massive 21.5 million people living in a sea of chaos and tranquility. Join me and my local friend Lalo as we show you the rich neighborhoods, the poor neighborhoods, and everything in between.

► Lalo’s Insta: en_randomlandia

► My exclusive content on Patreon

► Video edited by: Natalia Santenello

Todos dicen, no vayas
a la Ciudad de México,
es muy peligrosa
– [Narrador] Esas colinas no tienen dueño
– Nunca confíes en la policía
– Es muy surreal, todo choca con todo.
– Muy bueno.
– ¿Qué pasa si entro aquí, de
noche, solo, con una cámara?
– Sí, te la quitan.
– Ya no tendrás cámara.
– Abre tus manos, cierra los ojos
– Los barrios ricos de la
ciudad tienen cercas eléctricas.
– Oh, hombre, si das una vuelta…
– En cada lugar que hay una iglesia,
antes había una pirámide
Siempre le doy a la gente dos consejos,
a los que vienen de otros países.
– Esto me quema las pantorillas.
– Este lugar es una locura,
pero seguro tiene calma
– Siempre.
Hay una obsesión con eso en México
– La misma ciudad, un universo diferente.
Un universo completamente distinto
[puerta se abre]
– Adelante.
– Gracias.
– Buenos días, muchachos,
aquí en la Ciudad de México.
Ciudad metropolitana, población,
21,5 millones de personas.
Eso lo hace la quinta
más grande del mundo.
Hoy tenemos el gran privilegio
de reunirnos con un local
que nos sumergirá en la cultura.
Bajo el ruido de las calles
y el chisporroteo de los puestos de tacos.
Vamos a aprender más sobre
esta ciudad tan dinámica,
con mezcla y fascinante.
– El conductor de Uber decía
que es un lugar de contrastes.
– Decía que es un lugar que…
Él es nuevo en el
negocio de conducir Uber.
– Sí.
– Como la mayoría de la
gente de esta ciudad,
solía trabajar en una oficina.
– Bueno.
– Lo que significa que
conocía el 2% de la ciudad.
El 10%, como todos.
– Bien, bien.
– Esta es la Churrería El
Moro. Aquí venden churros.
– Y esta es la primera
churrería de la ciudad.
– ¿1935?
– 1935.
– Qué buena forma de empezar, Lalo.
– ¿Te gusta?
– Directo a los churros,
me gusta tu estilo.
– Aquí vamos.
Masa suave muy agradable.
Costra fina con azúcar.
– Sí.
Pedí azúcar…
Solo azúcar, pero creo que
le ponen azúcar y canela.
¿Notas la canela?
– Si, siento interrumpir,
pero la seguridad es bastante
dura aquí abajo, ¿eh?
– Sí.
– No vi eso en la parte de
la ciudad donde me quedo.
– No, claro que no.
Aquí verás que la seguridad es más dura
porque especialmente en esta área,
venden muchas cosas
relacionadas con la tecnología.
Lo que significa que es
más fácil agarrar y correr.
– Decías fuera de cámara
que viviste en Australia
durante siete años.
– Lo hice, sí.
– Pero era demasiado
tranquilo, demasiado predecible
y estéril para ti
y que te encanta estar de vuelta.
– Para mí,
sí, sí, es genial si vas
a hacer algo de ecoturismo
y, como, vivir muy cerca de la naturaleza,
y a todas esas criaturas
que pueden matarte pero…
– ¿Criaturas que podrían matarte?
– Pero todos los días son
iguales, no sucede nada.
– Bien, y aquí… Háblanos de este lugar.
– Oh, hombre.
Aquí, si das una vuelta,
diría que es muy fácil que
encuentres una historia.
Incluso caminas por la misma calle,
te puedo garantizar que
siempre verás algo diferente.
Y también verás que es muy
fácil hablar con la gente aquí.
– Ah, sí, sí, sí.
– La gente es muy amigable,…
– Muy… Para una ciudad
monstruo como esta.
Si sonríes, te sonreirán.
– Sí, lo harán.
– Eso es genial. Da una
sensación de amabilidad.
– Sí, y si preguntas
algo por curiosidad…
– Sí.
– Estarán encantados de
contarte todo, es como…
– Sí, quiero decir, mira, el
ritmo no es tan acelerado aquí.
– Oh, no, no lo es.
– Este es el ritmo de la Ciudad de México.
– Lo es, sí.
– Y es único entre las grandes ciudades.
– Es único, la gente estaría corriendo.
Quiero decir, recuerda también,
hoy es un día no laborable.
– Se acerca Pascua, ¿eso
es lo que está pasando?
– No sé si se llama Jueves
Santo o Jueves Sagrado.
– Bien, estamos en el
centro, Zócalo, ¿verdad?
– Sí, estamos en Zócalo,
ahí está la catedral.
– ¿Dirías que este es
el corazón de México?
¿Aquí mismo?
– Sí.
La ciudad fue fundada aquí.
– Hay una historia, que
creo que es ficticia,
se dice que los aztecas vinieron aquí
porque un Dios de ellos les
dijo que encontrarían…
Oh…
Un águila comiendo una
serpiente encima de un cactus.
Y eso es demasiado específico
y demasiado raro de ver, pero…
Entonces, cuando lo vieron
se asentaron aquí ¿verdad?
Este sería el centro de todo Tenochtitlán.
Que era donde vivían los aztecas.
– ¿En su cultura moderna,
ustedes siguen teniendo…?
¿Las considerarías raíces
paganas previas al cristianismo?
¿Su cultura tiene esa superstición?
Mi esposa es ucraniana.
La ortodoxia los golpeó fuerte.
Antes de eso eran muy espirituales,
con raíces paganas.
– Sí, sí.
– Y todavía se puede ver hoy.
¿Es lo mismo que sucede aquí?
– Creo que en algunas personas
todavía puedes sentirlo y verlo,
y aun cuando estemos llenos
de iglesias españolas
porque, recuerda, en cada
lugar donde hay una iglesia,
solía haber una gran pirámide.
Las destruyeron y
construyeron iglesias encima.
– ¿Había una pirámide allí?
– Sí, definitivamente.
– Entonces, ¿los españoles
cubrieron todas las pirámides?
– No todas… Nos quedan algunas pero…
– ¿Cómo se llaman las pirámides
fuera de Ciudad de México?
– Eh, Teotihuacán.
– ¿Teotihuacán?
– Sí.
Y todavía hay algunas, pero
en la mayoría de los casos
hay una iglesia donde había templos.
Templos paganos, ¿verdad?
Yo diría que todavía hay gente…
– De eso es de lo que hablábamos.
Ella es genial.
– Ahí lo tienes.
Todavía hay gente que…
Vamos a ver a algunas personas
haciendo cosas prehispánicas
afuera de la iglesia.
Lo hacen, como…
Te curan con cosas, y
hacen sus bailes, y todo.
Entonces eso todavía está presente.
Pero supongo que depende
de la creencia de cada uno.
Quiero decir, es parte de nuestra cultura
y, por supuesto, todavía lo vivimos,
y nos gusta verlo,
pero si me preguntas
en cuanto a creencias,
yo no creo en eso, ni
en el nuevo, ni en nada.
– ¿La gente es muy religiosa
en Ciudad de México?
– Yo diría que se están volviendo
cada vez menos religiosos
de lo que eran sus abuelos y padres.
– ¿Por qué la muerte se ve así?
¿Cuál es ese significado?
Porque eso se ve mucho en el arte de aquí.
– Mucho. Sí, sí.
– ¿Qué es eso?
– Tiene que ver con los dioses.
El dios prehispánico de la muerte,
como el equivalente en
la cultura antigua griega
o la cultura romana.
Pero hay una obsesión con eso en México.
– Sí, se ve por todas partes.
– En todos lados.
– [Lalo] Esto es para
sacarte las malas energías,
quitar la mala suerte.
– [Peter] Podría hacerlo.
Me encantaría hacerlo.
– Sí, hazlo, hombre.
– Se ve muy bien.
– [Hombre] ¿Cómo te llamas?
– Peter.
– Pedro.
– Peter… Pedro.
– Abre las manos, cierra
los ojos, relájate.
– Creo que me he transformado.
– [Lalo] ¿Estás transformado?
– Algo pasó dentro de mí.
Ya no quiero hacer videos.
Te regalo mi GoPro.
– Bien, comenzaré a hacer videos…
– Solo bromeaba.
Eso fue interesante.
– ¿Sí?
– Me gustó, sí.
¿Qué sentiste?
– Fue relajante.
– Está bien, eso es.
Está la cosa pagana prehispánica
y luego podemos entrar a la iglesia.
– [Lalo] ¿No sientes que de alguna manera
que lo que acabas de hacer afuera
se siente más libre que aquí dentro?
Aquí, inmediatamente te sientes
como si estuvieras apretado.
– Es muy poderoso en un…
Quiero decir, la forma en que
me siento en estas cosas…
Son muy hermosas, obviamente,
pero te sientes muy pequeño.
– Sí.
– Y que alguien…
Que Dios te va a patear el
trasero si te pasas de la raya.
– [Peter] ¿Esto sigue siendo
muy importante la cultura mexicana?
– Oh, sí.
– ¿A pesar de que está en declive?
– Sí, pero aún así…
Hay muchas personas mayores o
muchas familias tradicionales
con niños muy pequeños también.
– Sí.
– Si esos niños hacen lo mismo
al crecer, no estoy seguro,
pero por el momento, como…
– Cierto.
– [Peter] Entonces,
¿vamos a los teleféricos?
– Sí, ahí vamos.
– Que se asocian con pistas
de esquí, estaciones de esquí,
pero la Ciudad de México le ha
dado mucha importancia, ¿no?
Para moverse por los barrios
marginales, o las favelas,
o ¿cómo se llaman?
– Sí, barrios marginales.
Yo los llamaría barrios marginales.
– Está bien.
Favela es lo mismo.
– Bueno.
– Lo que pasa es que lo
hacen porque, ya sabes,
en la Ciudad de México hay
8,8 millones de personas.
En la ciudad.
– ¿Y luego el área
metropolitana son 21,5 millones?
– Exactamente.
– Toda la gente de la zona metropolitana
– Sí.
– tiene que venir a trabajar a la ciudad.
– Claro…
– Y hay suficiente transporte público..
Independientemente de que
sigas poniendo líneas de metro
– Sí.
– y lo que sea, nunca es suficiente.
– Claro.
– Lo hicieron para que la gente
de las favelas llegue rápido
hasta…
– Sí.
Porque las favelas están en
las laderas de las montañas.
– Sí.
Verás que se han comido todas las colinas.
– Comido las colinas, sí.
Eso es interesante, en muchas
partes de América Latina…
Quiero decir, cuando pienso
en los Estados Unidos
la mejores propiedades suelen
estar en la cima de la colina.
– Sí.
– Y aquí parece ser lo contrario.
– Sí, porque aquí,
generalmente esos cerros
no son propiedad de nadie.
– Bueno.
– Entonces algún imbécil,
va y hace negocios vendiendo baratas…
Uh, tierras para la gente.
La gente les paga y empiezan a construir.
Para cuando las autoridades se dan cuenta
de que están haciendo algo ilegal
y no deberían estar
construyendo, es demasiado tarde.
Porque ya hay una comunidad viviendo allí
y no puedes borrarlos.
A veces ni siquiera tienen
servicios oficiales,
agua, lo que sea,
pero en el momento en que
se construye una comunidad,
entonces deben ponerlos,
pero antes de eso deben
llevar agua de otro lugar,
y tomar la electricidad de otro lugar.
Esta es mi primera vez
aquí. Estoy emocionado.
– [Peter] Bueno, entonces dime
por qué es tu primera vez.
– Nunca vengo a este lado de la ciudad.
No necesito venir a
este lado de la ciudad.
No tenía curiosidad de
hacer este viaje antes,
pero ahora estoy emocionado.
– Entonces, donde vives,
donde terminaremos con una
gran comida más tarde…
– Sí.
– ¿La gente de allí nunca viene aquí?
– Quizás algunos.
Lo dudo, para ser honesto.
– Bien.
– Pero tal vez algunos
vengan aquí por negocios.
– [Peter] ¿Un barrio como este
es un barrio de clase media?
¿Cómo lo llamarías?
– Diría que este es un barrio
de clase media baja, sí.
Si segmentáramos la clase media en tres,
esta sería media baja.
– ¿Cuánto crees que cuesta
uno de estos apartamentos?
– No hay muchos
apartamentos aquí, como ves.
– O una de estas casas…
– Casas…
Voy a adivinar, tal
vez un millón de pesos.
– ¿En dólares?
– En dolares eso seria…
– ¿50.000 dólares?
– Sí.
– ¿Cuál es el salario promedio aquí?
– Bueno, el bajo… ¿el salario oficial?
– Sí.
– Un salario diario.
Y, ronda los 300 y algo pesos.
– ¿Entonces, $15?
– $15, sí.
Estamos entrando al
nivel económico más bajo.
Tan cerca como estaremos
de la colina, ¿verdad?
Sería un desafío subir hasta allí
incluso en un automóvil o en un Uber.
La mayoría de los Ubers
no quieren ir allí.
– Está bien, ¿qué tal
si subes caminando solo?
¿Qué opinas de eso?
– No me importaría hacerlo ahora.
Si empieza a oscurecer…
– [Lalo] Me interesa mucho
porque nunca he estado allí.
¿Tal vez es percepción?
– Seguro
– Tal vez una vez que llegue allí
vea que no es realmente tan peligroso.
pero si me preguntas sin
que lo sepa, sí iría.
No lo haría cuando esté oscuro.
Porque puedes ver que las
calles son muy empinadas
y son muy estrechas.
– Sí.
– Lo que dicen los Uber.
Es lo que ellos dicen,
que una vez que subes ahí
y como solo sube un auto
o baja un auto, es muy
fácil quedarse atascado
y que te asalten.
– ¿Pero en su mayoría es gente
buena de clase trabajadora
y un poco de actividad criminal?
– Tal vez algunos… Sí.
Un poco de actividad criminal
en la familia quizás.
Y aún así el resto de la familia es buena.
– [Peter] ¿Qué pasa con
la situación del cartel
en la Ciudad de México?
– [Lalo] En la Ciudad
de México, que yo sepa,
está muy controlado.
porque hicieron una especie
de paz con el gobierno.
Yo diría que puedes darte
cuenta yendo a bares
incluso en áreas agradables.
– ¿Qué quieres decir? ¿Qué notas?
– Puedes darte cuenta
porque si vas al baño,
te ofrecen drogas de los carteles
y eso significa que hay paz…
Mmm…
– ¿Un gesto pacífico?
– Un ecosistema pacífico.
– Bien.
– Que nadie pelee con nadie.
Todos sabemos que está ahí.
Sigue siendo ilegal
pero creo que funciona mejor así,
porque en la ciudad no ha
habido grandes crímenes
– Bien.
de Narcos o algo así desde hace un tiempo.
Así que supongo que eso
hace que funcione mejor.
– [Peter] Esto es increíble, este sistema.
Me refiero a que hay varios teleféricos
que llegan a una estación.
– Sí.
De hecho, estoy muy
sorprendido en el buen sentido.
– [Peter] Hola.
– [Lalo] Lo bueno de México
es que es muy intuitivo.
Si sientes que no deberías
entrar a una calle, no entres.
Siempre doy dos consejos
a las personas que vienen de otros países.
Uno de ellos es si se
siente raro, va a ser raro.
– Sí.
– El otro es nunca, nunca
confiar en la policía.
– Esos tipos, no confíes en ellos.
Nunca confiaría en un oficial de policía.
– ¿Qué quieres decir con eso?
¿Te van a pedir un soborno al pasar?
– No, no al pasar, quiero decir…
– [Peter] Hola.
Si estuvieras en…
En ese tipo de situación…
Para ser honesto, solo van
a tratar de sacarte dinero.
– Bueno.
¿Incluso en los vecindarios agradables?
– Oh, hombre, ahí es incluso peor.
– Ah, peor ahí.
– [Peter] Bueno, si no
confías en la policía
en un lugar como este,
¿qué mantiene el orden?
– Supongo que la sociedad misma.
– ¿La sociedad se maneja bien?
– Para ser honesto, creo que sí.
Para ser honesto, creo que sí.
– Oh, esto es genial.
Mira toda esta papaya.
– Papaya, piña.
– [Peter] Hola.
Es genial, es como si fueras
un turista en tu propia ciudad.
– Soy un turista en mi
propia ciudad, hombre.
– ¿Cómo sientes la vibra aquí?
Dijiste que en México debes ser
intuitivo y sentir la vibra.
– ¿En este momento?
– Sí.
No, hombre, hay luces,
hay mucha gente caminando.
– Sí.
– Como, muchas familias y esas cosas.
– Gente saludando.
– Gente saludando.
– Gente en las ventanas.
– Oh, esto es genial.
– Supongo que nunca vieron
a alguien como tú paseando por esta zona.
A un calvo… ¿Cómo me
llamaste, un whitexican?
– No, no, no eres whitexican
porque no eres mexicano.
– Bueno.
– Los whitexicans son
mexicanos con mucho dinero,
generalmente blancos.
Que viven en las zonas ricas.
– Bien, bien.
Oh, este lugar está lleno.
– Pero no necesariamente blanco.
También pueden ser, como,
de color o lo que sea.
– [Peter] Hola, amigos.
– [Hombre] Hola.
– [Peter] ¿Qué tal?
– [Lalo] Podemos comprar unas enchiladas.
– [Peter] Oh, es grandioso aquí arriba.
– [Peter] Hola.
– [Hombre] ¡Oye!
– [Peter] Hola.
Oh, son geniales.
– [Peter] ¿La gente de
Tlalpexco es la mejor?
– ¿Si hay mucha gente o qué?
– [Lalo] No, no dice que si
la gente es muy buena onda
aquí en Tlalpexco. Yo creo que sí.
– No, no. Pero también uno
se confía de todo el mundo.
– [Peter] ¿Qué dijo?
– [Lalo] Ella dijo que es un
barrio peligroso, entonces…
– [Peter] ¿Qué pasa si
camino aquí de noche solo
con una cámara?
– ¿Qué pasa si camina solo
en la noche con su cámara?
– Sí, te la quitan.
– Sí, ya no tendrás cámara.
– [Mujer] De hecho, vas a la avenida
te metes entre calles,
no te metas entre calles
– Osea ¿aquí donde está el mercado?
– ¿Ella dice que esta calle
principal es segura y está bien?
– Sí, lo que dice es que no deberíamos
entrar en calles pequeñas.
Lo que estamos haciendo está
bien en las grandes avenidas.
Caminar ahí está bien.
Donde estaba el mercado y eso.
– Sí.
– Pero ella no recomienda
meterse en un callejón.
– Entre callecitas traten de no meterse.
Si no quieres que te roben eso.
– [Lalo] Entonces, esto
está en todas partes, ¿no?
No sé si has visto la película.
Es una película americana.
Es Nightcrawler.
Lo que hacen es inventar
o buscar asesinatos
y escenas sangrientas, y todo.
Tal vez algunos sean ciertos.
Tal vez algunos se inventan
solo para seguir vendiendo
los periódicos, ¿verdad?
– ¿Ah, de verdad?
– Sí.
– Muestran cosas brutales…
Asesinatos y una chica
desnuda justo al lado…
– Si, pero la belleza
de la versión mexicana
es que todo tiene un
doble sentido divertido.
– ¿Tienen mucho humor negro aquí?
– Humor negro, y todo lo
relacionado con la muerte.
Cuando tomaba el metro a las 6:00 AM.
A esa hora iba con la misma
gente de clase trabajadora
que construye… los constructores.
Y leen esto en el camino a su trabajo.
Y siempre cuando esta
ahí echaba un vistazo.
Es brillante. Es horrible.
Es brutal, pero es
brillante cómo lo escriben.
Es como, ¿qué? ¿quién?
Esta gente debería estar
escribiendo libros.
Tienen un buen vocabulario
y todo, es fantástico.
– [Peter] ¿Qué le pasó a este tipo?
– [Lalo] Le dispararon en la cabeza.
– ¿Le dispararon?
– Sí.
– ¿Dónde? ¿Aquí arriba?
– Más cerca de la ciudad.
– ¿Qué pasó? ¿Fue un accidente o…?
– No, era gente borracha con un arma.
– Oh, está bien, entiendo.
– [Peter] ¿Qué dijo?
Dijo que deberías estar
agradecido de que estoy contigo
porque sé lo que estoy haciendo,
y yo digo “¿de verdad?”.
– [Lalo] Entonces cuando
eres mexicano como yo,
de color, entonces estás más seguro
porque estos tipos, me acaban de decir,
dicen, como…
Estás a salvo porque estás conmigo
porque me identifican
como parte del grupo aunque no lo sea.
– Bien, bien.
Siempre hay una línea
en cualquier tipo de,
digamos, viajes de aventura.
– Sí.
– Que si la cruzas puedes
meterte en problemas.
– Sí.
– Puedes estar seguro
y no salir de tu hotel,
y no verás nada, y no harás nada, ¿sí?
Y eso depende de la persona.
Se necesita experiencia
también, hasta cierto punto.
– Sí.
– Como palpar lugares, mirar,
mantener los ojos abiertos.
Las ventanas allá arriba, allá arriba.
¿Quién mira hacia abajo?
¿Se ven enojados? ¿Están sonriendo?
Esas reacciones básicas.
– Sí.
– Dicho esto, es un riesgo, ¿sabes?
– Soy el único tipo como
yo aquí arriba, obviamente.
Todos han sido muy geniales y amigables.
– Y seguirán así, te lo puedo
garantizar, pero ¿sabes qué?
Hay algo más que me
parece muy interesante.
Que es cada vez que ven miedo,
creo que eres más vulnerable.
– Oh, estás acabado.
– ¿Sabes lo que quiero decir?
– Sí, sí.
– Los dos tenemos más
curiosidad que miedo o algo así,
pueden sentir eso.
No es como si estuviéramos,
“oh, Dios mío”.
– Es universal.
Mira, me han apuntado con armas
solo para ver mi reacción.
Quieren verme como, “oh, mierda”.
y si yo respondo así
van a seguir al siguiente
nivel, ¿y quién sabe?
Y si me quedo tranquilo…
Y aprendí esa habilidad cuando
crucé la frontera de
Uzbekistán a Tayikistán.
– Oh, mierda.
– Y todos los hombres estaban
muy borrachos y tenían armas.
– Bueno.
– Y me medían de arriba y abajo.
Hay que quedarse tranquilo.
– Sí.
– Y transitar eso con humor o algo así…
– Sí, sí.
– Y terminamos chocando los cinco.
Pero esto puede ir en cualquier dirección.
¿Sabes lo que quiero decir?
– Supongo que lo que hacemos
es lo que debes hacer.
Ser amable y sonreír.
– Sí, sí, sí.
– Me gusta hacer eso.
Y eso es… Estamos perdidos.
– [Peter] Uh…
– Esto no estaba ahí abajo, ¿verdad?
– Um, no queremos parecer perdidos
pero ahí está el teleférico.
– Está bien, eso es.
– Sí, caminaremos hasta allí.
– Sí, creo que esa es la diferencia
en este tipo de situaciones.
Como, si estás…
Si sonríes, y eres amigable, y lo que sea,
Y por el otro lado.
Por otro lado, en la noche no
deberíamos ser tan amistosos.
– Sí.
Debemos subir hasta…
La góndola está ahí.
– La góndola estaba.
Está aquí arriba.
– Ten cuidado con dos
tipos en una motocicleta.
Siempre….
– Siempre mira, sí.
– Porque para ellos es
más fácil escaparse.
Y luego…
– Sí, ¿nos están mirando? Eso es…
– Sí.
La señal clave, y no…
– [Peter] Hola, señor.
– [Hombre] Hola.
– [Mujer] Hola.
– [Peter] ¿Cómo estás?
– [Mujer] Muy bien.
– [Peter] Sí, sí.
– Y aquí estamos, volvimos.
Esta calle es muy empinada, mira esto.
Esto quema las pantorrillas.
– [Lalo] Imagínate esto
en un automóvil, hombre.
– Sí, mira eso.
– …Te da miedo colgar y así.
Es mucho más seguro esto
que andar en la calle.
– Sí, es mucho más seguro estar
en el cable que en la calle.
– ¿También lo hacen muchas de
las personas que viven aquí,
trabajan en el centro de la
ciudad, o Roma, o esas zonas?
– ¿En el centro, en el norte o
por todos lados en la ciudad?
En todas partes de la ciudad.
Aquí, una por allá, una por allá,
o es nada más, rateros en general,
o sí hay como pandilla, ¿no?
Y hay como por zonas, ¿no?
Sí, lo que estabas diciendo.
Una banda controla eso,
otra controla esto…
– ¿Cuántas pandillas hay
en este valle que vemos?
– Como tres.
No son muchas de ellos.
– Bien, entonces…
¿Alguien controla eso,
alguien controla aquello,
alguien controla esto?
– Supongo que sí, sí.
– Bueno.
– Ah, ¿hablas inglés también?
– Un poco.
– [Peter] Muy bien, ¿un
poco diferente a Tlalpexco?
– [Lalo] Tlalpexco, sí.
Un poquito diferente.
No hay teleféricos ni nada.
– No hay teleféricos.
Este es el Centro, ¿lo llamarías
así? ¿Distrito de negocios?
– Este es el centro de la ciudad.
Toda esta área, desde el Centro Histórico,
Reforma, y hasta Condesa.
Todas esas áreas.
– Bien, bien.
– Polanco incluso, ese es el centro.
Empresas, sí, pero últimamente
toda el área de negocios…
Todas las grandes corporaciones
se han mudado a Santa Fe.
– Que es, como, otra
ciudad en las afueras, ¿no?
– Otra ciudad en las
afueras, y lo gracioso es
que Santa Fe solía ser un gran basurero.
Eso es divertido porque a veces
el suelo no es tan estable.
Entonces es probable que casas
muy desniveladas se derrumben
porque están construidas sobre basura.
– [Lalo] Hola.
¿A cuánto están los mangos, amigo?
¿35?
– [Peter] Esto es genial.
Esto es lo que amo.
Y te ofrecen especias, y ají con esto.
– Claro, en México, todo lo que compras
– ¿Puedes sostener eso?
– va a tener una salsa
o tendrá ají, o algo así.
De lo contrario, la gente
no disfruta de su comida.
– Bien.
– Lo cual es ridículo
porque si me preguntas
eso le quita el verdadero
sabor a la comida.
– Bien, una pregunta para ti.
– Sí.
– Diría que en EE.UU., como hace 10 años,
cuando vine por primera vez…
– Sí.
– Todo el mundo me decía:
“No vayas a Ciudad de México,
es muy peligroso”.
Y vine. Y me quedé en los
barrios lindos como este.
La pasé increíble.
– Sí.
– ¿Piensas que la Ciudad
de México es peligrosa?
Porque hay muchos más extranjeros aquí
ahora que hace 10 años.
¿Pero qué piensas?
– Bueno, si me preguntas,
la Ciudad de México ya no es peligrosa.
Pues, claro que lo es,
como toda gran ciudad.
– Seguro.
– Pero no es realmente peligrosa.
Depende también de la zona.
Por obvias razones.
– Mm-hmm.
– Pero si andas por las zonas turísticas,
o las zonas céntricas,
o las zonas masificadas donde
vive la gente que trabaja.
– Sí.
– En la ciudad, el corazón de la ciudad
no es peligroso
Hace 15 años, cuando dejé
el país para ir a Australia,
la gente ni siquiera trabajaba
en computadoras portátiles
en cafés ni nada.
Eso antes no se hacía.
– ¿De verdad?
– No sacabas tu computadora.
De ninguna manera.
O incluso teléfonos móviles
en el transporte público,
eso no era común.
Ahora es cosa de todos los días
y creo que hemos olvidado
cómo era antes y cómo es ahora.
– Entonces, ¿qué hizo que cambiara?
¿Hubo alguna política
nueva que cambió las cosas?
Dijiste que la policía
es corrupta, así que…
– Los policías son corruptos, sin embargo,
si hay policías por ahí…
Quizás eso asuste a los tipos malos.
– Sí.
– Realmente no lo sé.
Supongo que hubo más
migración de otros países.
– Bueno.
– Y, lamentablemente, ahí es cuando
empiezan a proteger más el lugar.
No para las personas que son…
– ¿En serio? ¿Crees eso?
– Creo que sí.
Si alguien de algún lugar del
mundo es asesinado en México
eso va a ser noticia.
– Sí, todo el mundo se entera.
Si…
– Oh, pasó hace poco.
– Sí, pasó hace poco.
– ¿Donde sucedió? En un pueblo fronterizo,
o en un pueblo costero o algo así.
– Dos estadounidenses, ¿no?
– Sí.
Luego hay gente que dice:
“no vayas a México”.
– Sí.
– Todo el país es condenado.
– Y entonces el gobierno local
organiza seguridad o aumenta la seguridad.
– [Peter] ¿Esto es Condesa?
– [Lalo] Sí, esto es Condesa.
Desde estos barrios se
puede volver de un bar
a las 4:00 AM de la mañana.
– Sí.
– Caminar de tu casa al
lugar, del lugar a tu casa,
durante dos, tres kilómetros
y estarías a salvo.
– Es genial, esta colección
de arquitectura que hay aquí.
– Espera a que lleguemos
al centro del barrio
porque veremos mucho de eso.
– Bueno.
– Y Polanco también.
– Polanco es el último
barrio al que vamos a ir
y ese es el más agradable aquí abajo, ¿no?
– Es el más rico al que vamos a ir hoy.
– No es el más rico de la ciudad
pero es uno de los más ricos.
– Lo más ricos de la ciudad
están detrás de cables eléctricos, cercas,
totalmente encerrados ¿o qué?
– Son lugares en los
que hay nada para ver.
Es hermoso, muchos árboles y todo
pero obviamente la gente conduce allí.
Nadie camina porque si hicieras eso
es una pérdida de tiempo
porque no hay nada que ver.
Solo casas y portales, ¿verdad?
– Está bueno lo que hicieron aquí.
– Es genial.
– Sí.
– [Lalo] Está vacío, como
ves, y esto es porque
las personas que viven en esta
área están viajando ahora.
– [Peter] Oh, mira esto.
– Sí, esto es genial.
– Qué panadería.
– [Lalo] Hola, ¿cómo estás?
– [Peter] Hola.
– [Peter] Vaya.
– [Lalo] Yo también lo
huelo, es agradable.
– [Peter] Hasta luego.
Esta es una calle genial.
– Esto es un bar de
whisky. Otro tipo de bar.
– De verdad se enciende de noche, ¿no?
– Sí.
– [Lalo] Hola.
Esto no es mexicano en absoluto.
– Sí, eso no parece mexicano.
– Sí, es como… lo dijiste bien,
es austriaco, italiano, alemán…
– Sí.
– Eso es más mexicano.
– ¿Sí?
– Eso es pescado con ajo,
y eso es muy común en
las costas de México.
Eso es muy mexicano,
y lo que estaba tomando antes
definitivamente era muy
mexicano, un Clamato.
– Sí, sí.
– Esta es una bebida para la resaca,
y no tengo resaca, pero es perfecta.
– Oh, es muy buena.
– ¿Sí?
– Sí, sus salsas son
obviamente las mejores.
– ¿Pero es muy picante o no?
– Es una buena aderezo, no es muy terrible
– Bien, genial.
– No sé, quizás aguantas el
picante mejor que yo, hombre.
Sudo con cualquier cosa
que sea un poco picante.
– Muy bueno.
Bueno, decías antes.
– Sí.
– Hay un problema en estos barrios
con los extranjeros que se mudan,
hacen enojar a los locales
porque les suben los alquileres.
Desde la pandemia, muchos
estadounidenses se mudaron.
– Y europeos.
– Y europeos.
De hecho, me junto con un estadounidense
mañana para hacer un video sobre eso.
– Bueno.
– Eh…
¿Cuál es tu opinión como local?
¿Cómo te sientes al respecto?
– Bueno, soy local, y también
soy local de esta área,
y la razón por la que elegí esto,
por qué me encanta vivir en esta área,
es porque me gusta estar
rodeado de gente diferente.
– Sí.
– Eso significa diferentes
culturas, diferente todo, ¿no?
– Oh, sí.
– Entonces, si eso me hace
la vida un poco más cara,
mi alquiler y todo…
Esa es una elección por la
que estoy feliz de pagar,
porque esa es la zona
en la que quiero vivir.
– Bueno.
– Es cierto que los alquileres han subido.
Pero también creo que el mundo
en estos días es lo que es.
En el mundo hay más
movimiento de personas,
gente que cambia de país todo el tiempo
y se mueve.
– Sí, seguro.
– No podemos oponernos
a eso aunque nos afecte.
Hay otras opciones en esta ciudad,
opciones de barrios que son agradables.
Donde no hay muchos extranjeros
porque no son céntricos.
Hay muchas personas que han
vivido aquí por mucho tiempo.
– Sí.
– Ya sabes, tal vez el dueño de un negocio
lleva 20 años en esta área,
– Sí.
– y de repente les suben el alquiler,
y tiene que aumentar sus productos.
Eso sí le importa a la gente.
– Sí.
– Si hay una persona mayor
viviendo en un edificio,
y ha estado ahí desde siempre,
y su alquiler aumenta todo
el tiempo, les afectará.
Algunos dirán: “No es justo
que trabaje la misma cantidad
de horas y que me dan
pesos como pago”, ¿no?
– Sí.
Hay gente que gana en euros,
o dólares, o lo que sea,
y para ellos aquí las
cosas son muy baratas.
Comida, alojamiento, todo.
– Sí.
Y ahora puedes trabajar
en línea fácilmente,
todo lo que necesitas es
una conexión a internet.
Mucha gente está en esas condiciones.
– Supongo que depende
de a quién le preguntes,
pero yo diría que quizás
hay una muy interesante número de personas
que también dice: “¿Por qué?”.
Todo se está poniendo más caro.
– Dicen, “fuera, gringo”.
– No es tan común, pero podría llegar.
– Claro, si…
– Ojalá me equivoque.
– Si la gente tiene muchas
presiones económicas
y hay que señalar a alguien
porque es parte del problema.
– Imagina que vives en un
barrio agradable toda tu vida.
– Sí.
– Y no ganas mucho dinero pero
ganas como para vivir ahí.
– Sí.
– Y ya no puedes pagar
eso y tienes que mudarte
dos niveles abajo, digamos, en
ese espectro económico, ¿no?
– Sí, te enojas. Aquí no hay
control de alquileres, ¿verdad?
– ¿Ustedes tienen control de alquileres?
– No.
– No tienen eso, no.
Este es un lugar elegante,
¿no? ¿Este es un lugar famoso?
– Esta es una cantina. Las
cantinas son comunes en México.
La verdadera cantina. Esto
es una cantina a medias.
En la verdadera cantina,
si tomas tres tragos,
tienes comida gratis.
– No te creo, ¿todavía existen?
– Sí.
– [Peter] Mira esa arquitectura, guau.
– [Lalo] Es genial, hombre.
– [Peter] Sí.
– [Peter] Bien, ¿esto es Polanco?
– Sí, esto es Polanco.
Aquí es donde el dinero viejo
– Sí.
– comprar propiedades para
las generaciones más jóvenes.
– Oh.
– Aquí es donde muchas comunidades
judías tienen propiedades
y o las alquilan o vienen a vivir aquí.
– ¿Hay muchos mexicano-judíos?
– Sí, sí, sí, hay un montón.
– Interesante.
– Mexicano-judíos, mexicano-libaneses,
son comunidades con el dinero.
– ¿Mexicano-libanés?
– Sí.
– Me encanta cuando los hombres adultos
toman cosas como esta muy en serio.
– Creo que siempre se
lo toman más en serio
que sus hijos para ser honesto.
– Sí.
– Es increíble.
– Cuando compras eso, es
más para ti que para ellos.
– Sí, exacto.
Se está muy bien aquí.
– [Lalo] ♪ Un mundo tan solitario ♪
– Sí, canta.
Eso es todo lo que sabía.
– [Peter] Esto es Tlalpexco,
misma ciudad, diferente universo.
– [Lalo] Un universo
completamente diferente.
– Un país diferente.
– La realidad, desde mi punto de vista,
Mmm…
Del país, es que hay dos
opuestos, económicamente opuestos,
que por lo general no,
por naturaleza, tienden
a no quererse mucho.
Ellos son los más parecidos.
Las iglesias de los barrios más pobres,
de los barrios más ricos son las que
más festejan, como en Semana Santa.
Generalmente ahí está
la gente más religiosa.
Son los más ricos y los más pobres.
– En serio, ¿entonces el del
medio es el menos religioso?
– Yo diría que sí.
– [Peter] Esto es lo que me
encanta de la Ciudad de México,
y esta es una calle muy ancha.
Hay muchas partes de esta
ciudad que son muy tranquilas.
– Sí.
– Y escuchas los pájaros.
– Todo el tiempo.
Todo el tiempo.
Me despierto y ya están cantando.
Me voy a la cama siguen cantando.
– Oh, son muy ruidosos
en la calle en la que estoy.
Este lugar es una locura,
pero hay cierta calma en él.
– Siempre.
– Sabes, es la ciudad
de las yuxtaposiciones.
Es un extremo u otro extremo, ¿no?
¿Cierto?
– En todo.
Aunque vivas en un barrio concurrido,
si estás en la avenida principal, locura.
Si vas por una de las calles laterales…
Tranquilidad.
Es muy surrealista. Todo choca con todo.
– Es un lugar especial.
Es una de mis ciudades favoritas.
– Eso es lo que me encanta.
– Sí.
– Y créeme, no es el
hecho de que nací aquí.
Es porque si nací aquí
y dejó de tener sentido en algún momento,
como cuando me fui, me detendría.
– Sí.
Pero es impredecible de una manera
que te mantiene interesado, ¿verdad?
– Sí.
– [Peter] Bueno Lalo,
has estado increíble.
– No, tú has estado increíble.
– No, tú has estado genial.
Chicos, fuera de cámara, Lalo decía:
“Oigan, yo debería dar un recorrido
porque esto fue muy divertido”.
– Fue muy divertido, sí.
– Tiene un trabajo en marketing
pero dijiste que podrías querer dar tours.
para los que quieran hacer
una inmersión profunda local.
– Me interesa hacer eso,
– Está bien.
– siempre que alguien me contacte por eso.
Descubrí eso hoy y voy
a empezar a hacerlo.
– ¿Vas a ir al barrio con una góndola?
– ¿Por qué no? O a cualquier
barrio que no conozca,
o áreas más elegantes, lo que
sea que le guste a la gente.
– Sí, y hay zonas más
elegantes incluso que esta.
– Sí.
– Y conoces el ambiente gastronómica, ¿no?
– Sí, por supuesto, por
supuesto. De cada área.
– Muy bien, chicos, entonces
el enlace de Lalo está abajo
por si vienen a la Ciudad de México
y quieren un recorrido increíble.
No hay garantía de que esté disponible.
– Sí, no hay garantía.
– Tú trabajas
pero si puedes programarlo correctamente,
tendrán un día maravilloso.
Muy bien, chicos, gracias por venir.
Hasta el próximo.

If you’re interested in more content from around the WORLD visit these links below:

Be the first to see the next video